residencias tercera edad santa coloma de gramenet

El bien que hacen los talleres en la salud de nuestros mayores

La necesidad de preservar la salud en los mayores

Ahora más que nunca, el envejecimiento de la población que estamos viviendo desde años años, nos ha llevado a la necesidad de preservar la salud mental, física y emocional de nuestros mayores. 
Por lo que, uno de los grandes retos de la sociedad actual está en adaptar el mundo a las personas de la tercera edad.   
A medida que envejecemos, es común preguntarse cómo mantener una vida saludable y plena.
La respuesta puede estar en que las personas mayores participen activamente en diversas actividades.
La idea de que el envejecimiento está relacionado con la quietud está siendo reemplazada por el hecho de que los talleres (o actividades) tienen un impacto positivo en la salud mental y física de las personas mayores.
De esta forma, hoy en día existe una gran variedad de talleres para ancianos, con los que nunca se aburrirán y que les mantendrán ocupados.
Podemos encontrar desde actividades físicas, como la gimnasia para mayores, hasta talleres de estimulación cognitiva, actividades de psicomotricidad, etc. 
Y para estimular la creatividad, existen talleres de dibujo o pintura, de manualidades, de jardinería, de cocina, etc. 
Pese a sus diferencias, todas estas formas de ocio tienen beneficios comunes para los ancianos: Trabajar su autoestima, reforzar su confianza y mejorar su bienestar.
Ahora bien, la ayuda de los familiares y de los cuidadores es un factor clave para que el envejecimiento activo y saludable sea una realidad palpable. 

Conoce las variadas actividades que ofrecemos en nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias de la tercera edad de Santa Coloma de Gramenet: ver información

3 beneficios de los talleres en la tercera edad

Ejercitan la memoria

La disminución de las capacidades cognitivas y físicas que aparecen con la llegada de la vejez puede suponer una pérdida de la calidad de vida de los ancianos. 
Por lo tanto, la apuesta del envejecimiento activo, manteniendo la salud mental, es igual de importante que desempeñar una actividad física.
Con el paso de los años, ciertas áreas del cerebro pueden quedar en desuso. Participar en actividades o en talleres, aprendiendo nuevas cosas, contribuye a mantener esa plasticidad que el cerebro necesita para mantenerse en buena forma. 
Los talleres de estimulación de la memoria para personas de la tercera edad sirven para mejorar las habilidades, favoreciendo
la independencia y la autonomía. Asimismo, pueden disminuir la aparición de algunas patologías que afectan al cerebro.

Mejoran la salud física

Independientemente de la edad, la actividad física que se imparte en los talleres es primordial para la salud de las personas.
En las personas de la tercera edad, la actividad física ayuda a mantener una buena condición física, a mejorar la calidad de vida y a prevenir enfermedades.

Estos son algunos de los beneficios físicos de las actividades en las personas mayores:

  • Mejora del equilibrio y de la coordinación: Los talleres con actividad física ayudan a mejorar el equilibrio y la coordinación, lo que reduce el riesgo de caídas y fracturas.
  • Fortalecimiento de los huesos y de los músculos: Ayudan a mantener la masa muscular y la densidad ósea, lo que reduce el riesgo de caídas y fracturas.
  • Mejora de la movilidad: Ayudan a mantener la movilidad y la flexibilidad, lo que facilita las actividades cotidianas.
  • Reducción del riesgo de enfermedades crónicas: Ayudan a reducir el riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes, las enfermedades cardíacas o el cáncer.
residencias tercera edad

Los talleres mejoran la salud mental

Los talleres donde se practica una actividad física también pueden tener un impacto positivo en la salud mental de las personas mayores.

Estos son algunos de los beneficios mentales de las actividades en las personas mayores:

  • Aumento de la autoestima: Ayudan a las personas mayores a sentirse más capaces y valiosas.
  • Reducción de la ansiedad y del estrés: Ayudan a liberar endorfinas, que tienen un efecto relajante.
  • Mejora del estado de ánimo: Ayudan a mejorar el estado de ánimo y reducen la sensación de depresión y de tristeza.
  • Mejora de la calidad del sueño: Ayudan a conciliar el sueño y a dormir mejor.

Conoce el equipo de nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias de la tercera edad más reconocidas de Santa Coloma de Gramenet: Ver información

Residencia Moll de la Fusta en Santa Coloma de Gramenet

Nuestra residencia de ancianos cuenta con un equipo especializado en la atención de las personas de la tercera edad

Nuestra Residencia Moll de la Fusta está ubicada en la Av. Anselm Clavé de Riu de Santa Coloma de Gramenet.
Es una de las residencias para la tercera edad de Santa Coloma de Gramenet privadas más reconocidas.
Nuestro centro ofrece instalaciones cómodas y adaptadas a las necesidades de los residentes, para que éstos se sientan a gusto y que su estancia sea lo más agradable posible.  
Nos encontramos en una zona céntrica y accesible para todos, tanto si vienes en coche, como en transporte público:
ver información

residencias geriátricas santa coloma de gramenet

Los mascotas, un bien para la vejez

Los animales son una excelente compañía para los ancianos

«La soledad en la vejez puede ser un desafío para muchos. Sin embargo, la presencia de mascotas puede marcar una gran diferencia en la vida de las personas mayores.»

La compañía de una mascota brinda un consuelo sin igual a aquellos que pueden sentirse solos.
La rutina diaria de cuidar a un animal, ya sea un perro o un gato, es una excelente idea para mantenerse activo y en buena salud física, mental y emocional, más tratándose de personas mayores. 
El simple acto de acariciar a un gato o de pasear a un perro no sólo proporciona compañía, sino que también puede elevar el estado de ánimo y reducir el estrés.
De hecho, la fidelidad que un animal nos brinda en casa a medida que nos hacemos mayores es un lujo que hay que disfrutar.
Según los estudios realizados a lo largo de estos años, la convivencia con una mascota ayuda a reducir la soledad y la depresión. 
Entre las mascotas más comunes encontramos los gatos y los perros, pero también los conejos, las tortugas, los peces o los pájaros pueden ser buenos compañeros. 

Ven a visitar nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias geriátricas de Santa Coloma de Gramenet más agradables: Ver información

¿Cuáles son las ventajas de tener una mascota durante la vejez?

Apoyo emocional

«Las mascotas no sólo son excelentes compañeros, sino también facilitadoras de valiosas conexiones sociales para las personas mayores»

Para las personas mayores que durante el día viven solas o pasan muchas horas sin compañía, los animales son una buena opción.
Compartir el día a día con una mascota ayuda a sobrellevar la soledad, a mejorar el estado de ánimo pero también a salir de casa, y por lo tanto, a relacionarse con otras personas. 
La conexión emocional con una mascota pueden dar lugar a un nuevo significado a la vida diaria que puede ser muy reconfortante para una persona mayor.
En este aspecto, un animal de compañía ofrece un propósito tangible y ayuda a mantener la mente activa.

Estimulan la actividad física

«Cuidar de una mascota no sólo trae alegría emocional, sino que también contribuye significativamente a la salud física y mental de las personas mayores.»

No cabe duda que la actividad física es clave para mantenerse saludable.
Contar con un perro que nos motive a salir de paseo, o con un gato, con el que podamos jugar en nuestra casa, promueve el ejercicio físico y la movilidad, fortaleciendo los músculos y estimulando la circulación. 
Del mismo modo, antes de comprarle un perro a tu padre o a tu madre averigua primero qué raza es más tranquila, más casera o más cariñosa. De esta forma encajará con las capacidades y la personalidad de la persona y se podrán hacer grandes compañeros. 

 

residencias santa coloma de gramenet

Fomentan la responsabilidad

«La presencia de animales en la vida diaria de las personas mayores brinda un renovado sentido de propósito y estructura»

Cuidar de una mascota establece una rutina diaria que puede ser fundamental para aquellos ancianos que se puedan sentir perdidos en su día a día.
Los animales necesitan una atención y unos cuidados constantes. Hay que limpiarlos, comprarles comida, medicamentos, darles de comer, etc.
El acto de alimentar, de jugar y de cuidar de un animal doméstico proporciona una responsabilidad a las personas mayores que les hace sentirse útiles, algo muy positivo para su bienestar emocional y para su salud mental. 

Te hacen sentir más seguro

«Las mascotas no son sólo compañeras leales, sino también guardianes de la salud física y mental en la vejez»

Los animales, además de ser buenos compañeros, son una protección para las personas que viven solas.
Si hay alguien que nos espera, volver a casa se hace más agradable y de esta forma las personas mayores se sienten más seguras.
De hecho, los ancianos con capacidades limitadas corren un riesgo añadido en su seguridad.
Los perros entrenados pueden ser de gran ayuda en estos casos. Pueden advertir de un peligro en una determinada situación: si algo se está quemando, si el dueño se encuentra mal, si entra un ladrón en la casa, etc.

Conoce las instalaciones de nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias geriátricas de Santa Coloma de Gramenet: Ver información

Residencia privada Moll de la Fusta en Santa Coloma de Gramenet

Nuestra residencia de mayores es el resultado del trabajo de un equipo de profesionales comprometidos con sus residentes

Nuestra Residencia Moll de la Fusta está ubicada en Santa Coloma de Gramenet, concretamente en la Av. Anselm Clavé de Riu.
Es una de las residencias de Santa Coloma de Gramenet privadas más conocidas.
Es un centro geriátrico céntrico y accesible con transporte público, ya sea en coche, en autobús o en metro: ver información.
Es una de las residencias privadas que encontrarás actualmente en Santa Coloma de Gramenet.
El centro dispone de todas las comodidades para que los mayores consigan disfrutar de un entorno agradable y de la calma y el reposo que necesitan. 
Además, disponemos de unas instalaciones de calidad, adaptadas a las necesidades de movilidad de los residentes.
De esta forma conseguimos que nuestros mayores se sientan seguros y autónomos en todo momento.

residencias de ancianos santa coloma de gramenet

Beneficios de los talleres en las personas mayores

Por una sociedad adaptada a nuestros mayores

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas mayores de 60 años se duplicará hasta llegar al 22% en 2050. 
Este evidente envejecimiento de la población implica la necesidad de preservar la salud mental, física y emocional de nuestros mayores. 

«Desarrollar la capacidad creativa durante la vejez es fundamental para mantener una alta calidad de vida y bienestar general»

Las personas mayores tienen más tiempo libre para ocuparse de sí mismos y para reflexionar, por lo que pensar que la creatividad a esta edad se extingue no es cierto.
Actualmente, uno de los grandes retos de nuestra sociedad se basa en adaptar el mundo a los ancianos. 
Ahora bien, la ayuda de los cuidadores y de los familiares, así como el disponer de los recursos necesarios son factores imprescindibles para establecer la motivación que un envejecimiento activo y saludable necesita. 
En este sentido, existen multitud de talleres para ancianos, que les mantendrán ocupados y con los que nunca se aburrirán. 

Ven a visitar nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias de ancianos de Santa Coloma de Gramenet más solicitada: Ver información

4 beneficios de las actividades en la tercera edad

Mejora del estado de ánimo y de la autoestima

Mantenerse activo, conectar con nuestro entorno, disfrutar de las personas que nos rodean o realizar una actividad que nos llene tiene un impacto positivo en el estado de ánimo de las personas de la tercera edad. 
En este sentido, cabe destacar que los tratamientos de cuidado personal y de belleza pueden mejorar la autoestima y la confianza de las personas mayores.
La realización de talleres, donde desarrollamos nuevas habilidades, ayudan a liberar las denominadas hormonas de la felicidad, por lo que los ancianos se sentirán más motivados y satisfechos de ellos mismos. 

Conoce las instalaciones de nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias de ancianos de Santa Coloma de Gramenet privadas: Ver información

Socialización

La soledad puede convertirse en un gran desafío para muchas personas mayores.
Los talleres ofrecen un espacio muy propicio para construir y fortalecer relaciones sociales, contrarrestando así el aislamiento.
Al participar en actividades conjuntas, como en clases de arte o de manualidades, de gimnasia pasiva, talleres de lectura y escritura, , realizar salidas o paseos, los alumnos comparten experiencias, historias y risas, creando lazos que se vuelven muy importantes para fomentar el bienestar físico, emocional y mental.  
Además, asistir a talleres ayuda a desarrollar algunos aspectos de la personalidad, como la empatía o los límites, que luego serán de gran utilidad para desenvolverse en la vida cotidiana. 

Ejercitar la psicomotricidad

Realizar actividades enfocadas a trabajar la psicomotricidad permite que nuestros mayores mantengan por un lado su autonomía por más tiempo y por otro lado la fluidez y la coordinación de sus movimientos cotidianos. 
Los talleres de psicomotricidad incluyen la realización de trabajos manuales, la gimnasia suave, actividades al aire libre, juegos de ingenio o sensoriales, clases de baile, etc.
Pero además, los talleres de psicomotricidad son muy efectivos para que los ancianos expresen sus emociones y sentimientos así como para reducir el estrés y la ansiedad.
Para que todo esto sea posible hay que contar con un terapeuta ocupacional especialista en psicomotricidad.

Aprendizaje

Durante mucho tiempo el aprendizaje ha sido un tema esencialmente reservado para los jóvenes.
Sin embargo, en la actualidad cada vez son más las personas mayores que quieren seguir aprendiendo, realizando talleres especializados en diferentes temas y técnicas de aprendizaje. 
Todo tiene un gran beneficio a nivel emocional y hace que las personas de la tercera edad sigan en un constante proceso de evolución.
Resumiendo, a través de nuestros años de vejez podemos seguir aprendiendo y conseguir así un estado de felicidad más duradero. 

residencias de mayores santa coloma de gramenet

Residencia privada Moll de la Fusta en Santa Coloma de Gramenet

Nuestra residencia de mayores es el resultado del trabajo de un equipo de profesionales comprometidos con sus residentes

Nuestra Residencia Moll de la Fusta está ubicada en Santa Coloma de Gramenet, concretamente en la Av. Anselm Clavé de Riu.
Es una de las residencias de Santa Coloma de Gramenet privadas más conocidas.
Es un centro geriátrico céntrico y accesible con transporte público, ya sea en coche, en autobús o en metro: ver información.
Es una de las residencias privadas que encontrarás actualmente en Santa Coloma de Gramenet.
El centro dispone de todas las comodidades para que los mayores consigan disfrutar de un entorno agradable y de la calma y el reposo que necesitan. 
Además, disponemos de unas instalaciones de calidad, adaptadas a las necesidades de movilidad de los residentes.
De esta forma conseguimos que nuestros mayores se sientan seguros y autónomos en todo momento.

residencias privadas santa coloma de gramenet

Residencias privadas, bienestar para los ancianos

Las residencias de ancianos privadas a lo largo del tiempo

Una atención más centrada en la supervivencia

Las residencias de ancianos privadas han experimentado una notable evolución a lo largo de los años, adaptándose a las necesidades y a las expectativas de las personas mayores y de sus familias, que han ido cambiando a lo largo del tiempo. 
Este proceso ha llevado a una transformación significativa en la manera en que concebimos y experimentamos el cuidado de los ancianos.
En sus inicios, las residencias de mayores privadas eran lugares meramente funcionales. Sus servicios estaban principalmente orientados a brindar un refugio seguro para aquellas personas que necesitaban una asistencia adicional, que sus familiares no le podían brindar en casa.
Estas residencias se centraban principalmente en cubrir las necesidades básicas, con una atención más orientada a la supervivencia que al bienestar integral de los residentes.
Nuestra Residencia Moll de la Fusta es una de las residencias privadas de Santa Coloma de Gramenet más conocidas por el buen trato que brinda su equipo de profesionales y por el bienestar que los residentes respiran en su día a día.

El cambio hacia en el bienestar

Con el tiempo, la sociedad ha comenzado a reconocer la importancia de la calidad de vida en la rutina cotidiana de las personas mayores.
Y, en este sentido, las residencias de ancianos privadas han evolucionado de forma positiva.
De cierta forma, se ha abandonado la idea de simplemente «cuidar» a los ancianos, adoptando un modelo que promueve la salud mental, emocional y social de los residentes.
Para concluir, las residencias de ancianos privadas han recorrido un largo camino. Desde sus inicios más bien funcionales, actualmente podemos decir que son entornos agradables que buscan activamente mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ancianos.

Conoce los servicios que presta nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias privadas en Santa Coloma de Gramenet: Ver información

Características esenciales de una residencia geriátrica privada

residencias privadas santa coloma

Ambientes cuidadosamente diseñados

Una característica fundamental de las residencias de ancianos privadas de hoy en día es la atención que se presta a la hora de diseñar el entorno.
Estas instalaciones buscan crear espacios acogedores y estimulantes, alejándose de la estética institucional del pasado.
Es importante contar con zonas confortables y tranquilas, para que los ancianos puedan descansar y para que los familiares visiten a sus padres o madres de forma cómoda y continuada.  De esta forma la residencia deberá contar con un salón bien grande, con una cafetería, etc.
Los colores cálidos, la iluminación adecuada y la disposición ergonómica de los espacios contribuyen a un ambiente que favorece el bienestar.

Programas de actividades variados

Para que una residencia privada tenga éxito debe mantener a los residentes activos y comprometidos.
La oferta de una variedad de programas de actividades, que van desde clases de ejercicio hasta talleres artísticos, no sólo promueve la salud física, sino que también estimula la mente y fomenta la interacción social entre los residentes.

Talleres que podemos encontrar en una residencia privada:

  • Terapia ocupacional
  • Talleres de estimulación cognitiva: reminiscencia, prensa y tertulia
  • Rehabilitación funcional con las fisioterapeutas
  • Actividades de psicomotricida
  • Gimnasia pasiva
  • Salidas y paseos
  • Lectura y escritura
  • Juegos de mesa: Dominó, bingo…
  • Taller de arreglo personal
  • Taller de helados de frutas
  • Huerto urbano
  • Taller de panellets
residencias mayores santa coloma de gramenet

El personal, un pilar fundamental

Personal capacitado y empático en las residencias privadas de Santa Coloma de Gramenet

Las residencias privadas de Santa Coloma de Gramenet exitosas se centran en contratar y capacitar a un personal capacitado y empático.
La formación no se limita sólo a habilidades técnicas, sino que también incluye la sensibilidad para abordar las necesidades emocionales y sociales de los residentes, creando así un entorno de cuidado personalizado
Los servicios deben estar respaldados por un equipo de profesionales cualificados para que los residentes gocen en todo momento del bienestar y de la salud que se merecen.

Todo buen equipo debe estar integrado por al menos un profesional de cada una de estas áreas: 

  • Enfermero/a
  • Doctor/a
  • Trabajador/a social
  • Educador/a social
  • Psicólogo/a
  • Terapeuta ocupacional
  • Auxiliar de geriatría
  • Fisioterapeuta
  • Personal de limpieza y lavandería 
  • Personal de cocina

Relación cercana con los residentes

Fomentar relaciones cercanas entre el personal y los residentes es clave para crear un buen ambiente en una residencia de ancianos. 
Las residencias privadas promueven un enfoque más cercano, donde el personal conoce a cada residente de forma individual, comprende sus preferencias y se adapta a sus necesidades.
De esta forma, se crea un ambiente agradable donde el residente se siente como en su casa (y no como si estuviera en una institución).
Cada miembro del equipo se encarga de ofrecer cuidados especializados en su área específica. Pero siempre realizando su trabajo dentro de un equipo multidisciplinar, en constante colaboración y dependencia. De esta forma se consigue una notable mejora en la calidad de vida de los residentes. 

Residencia privada Moll de la Fusta en Santa Coloma de Gramenet

Nuestra residencia de mayores es el resultado del trabajo de un equipo de profesionales comprometidos con sus residentes

Nuestra Residencia Moll de la Fusta es una de las residencias privadas de Santa Coloma de Gramenet más conocidas.
Está situada en la Av. Anselm Clavé de Riu de Santa Coloma de Gramenet.
Es un centro geriátrico céntrico y accesible con transporte público, ya sea en coche, en autobús o en metro: ver información.
El centro dispone de todas las instalaciones para que los ancianos disfruten del reposo y de la calma que necesitan en un entorno agradable
De esta forma, se consigue que nuestros mayores sean autónomos y se sientan seguros en todo momento. 
Además, nuestras instalaciones de calidad se adaptan perfectamente a las necesidades de movilidad de cada uno de los residentes. 

 

residencias santa coloma de gramenet

¿Cuáles son los diferentes tipos de residencias para mayores en España?

Antes de decidirte por una residencia de ancianos...

A la hora de ingresar a un familiar en una residencia es necesario valorar ciertos aspectos fundamentales para la salud del residente, así como para su autonomía y su bienestar en general.
Según las prioridades de cada persona mayor y de sus familiares, se deberán revisar con detenimiento ciertas características, como los servicios que proporciona la residencia para mayores, si las instalaciones están adaptadas a las necesidades de movilidad (y si éstas están bien mantenidas), si el centro está bien ubicado (y si tiene una buena accesibilidad) y, por último, si los miembros del equipo están cualificados.
En España encontramos diferentes tipos de residencias geriátricas, por lo que, antes de empezar con la búsqueda, es importante conocer los tipos de plazas que existen, qué características ofrece cada uno de los centros y sus diferencias.
En este artículo hablaremos de la división que existe según un criterio de titularidad o de administración. Y tomando como referencia las residencias en Santa Coloma de Gramenet. 

Nuestra Residencia Moll de la Fusta es una las residencias en Santa Coloma de Gramenet más reconocidas: Ver información

Tipos de residencias de ancianos en función de la titularidad

centro de ancianos

Residencias públicas

Las residencias públicas son asociaciones públicas que dependen de un organismo público, sus plazas estando financiadas por el Ayuntamiento o por la Comunidad Autónoma a la que pertenecen.
Por lo tanto, son residencias de ancianos que dependen del Estado y sin ánimo de lucro.
Por la fuerte demanda que hay, cabe destacar que en este tipo de centros las plazas son muy limitadas, que hay largas listas de espera y que sólo acceden personas con bajos recursos financieros. 
A su vez, para ingresar es imprescindible cumplir con algunos requisitos, fijados por la Ley de Dependencia, que pueden variar según cada Comunidad Autónoma. 

Estos son los requisitos necesarios para poder acceder a una residencia pública:

  • La persona interesada debe tener más de 65 años. En el caso de que tenga 60 años, su dependencia deberá ser de grado moderado o grave.
  • El interesado deberá estar empadronado, durante al menos los dos últimos años, en el municipio donde se se encuentra la residencia.
  • La persona mayor debe ser pensionista  (dentro del sistema público de pensiones) o bien cónyuge de un pensionista.
  • Que no sufra trastornos conductuales graves o que no necesite atención sanitaria que requiera hospitalización.

Residencias privadas

Las residencias de ancianos privadas se gestionan a través de empresas privadas (con todas las autorizaciones de las agencias públicas).
En España suelen ser los centros que más abundan.
Estas residencias privadas suelen estar gestionadas por un grupo hotelero, una compañía de seguros, por un fondo de pensionados o por fundaciones.
El requisito más importante para poder ingresar en una residencia privada es poder pagar la cuota mensual.
En este caso, y si hay plazas libres, sólo tendrás que presentar la documentación necesaria, además de seguir unos requisitos de acceso que pueden variar según cada centro.
El precio de una residencia privada variará según el tipo de habitación, el grado de dependencia de la persona mayor y los servicios que solicite. 
Un aspecto fundamental que diferencia una residencia de mayores pública de una privada es la calidad de los servicios y de las infraestructuras que ofrecen.
Las residencias privadas incluyen
espacios más completos y amplios para que los mayores puedan desarrollar una vida cotidiana más agradable. 

Conoce las instalaciones de nuestra Residencia Moll de la Fusta, una de las residencias de Santa Coloma de Gramenet privadas: Ver información

Residencias concertadas

Las residencias concertadas se engloban dentro de la tercera y última modalidad de residencias para mayores a las que podemos optar.
Se trata de plazas públicas pero gestionadas por empresas privadas.
Es decir, que estamos ante un centro de mayores privado pero en el que parte o la totalidad de las las plazas son públicas y donde la asignación de las plazas depende de la Administración Pública.
En este sentido, los requisitos de admisión que debe seguir una persona de la tercera edad para ingresar en una residencia concertada son los mismos que los de una residencia pública. Estos requisitos quedan reflejados en la Ley de Dependencia.

Protocolo de ingreso en una residencia de mayores

Una vez que hemos encontrado la residencia que más se ajusta a lo que buscamos, llega el momento de pasar al ingreso del familiar.
Conocer cómo se va a desarrollar este proceso es un aspecto clave para los familiares.
Aunque cada institución tiene sus pecularidades, por lo general, en el protocolo de ingreso, las residencias geriátricas tienen una forma muy parecida de actuación.

Documentación a presentar

Estos son los documentos de acceso que se suelen pedir: 

  • Una fotocopia del DNI del residente y del DNI del familiar responsable.
  • En caso de que la persona mayor tenga seguro personal, se deberán aportar los datos.
  • Un informe realizado por el médico de cabecera en el que se explica cuál es el estado físico y mental del residente. 
  • Los datos bancarios para el pago de la cuota mensual correspondiente a los servicios prestados por la residencia y por la estancia.

Todo lo necesario para el día del ingreso

El día del ingreso habrá que entregar algunas pertenencias personales y documentos, tales como:

  • Pertenencias de higiene personal y ropa de temporada. Se irá llevando más ropa cuando cambie la estación. 
  • Medicamentos para la primera semana.
  • La tarjeta sanitaria, imprescindible para comprar los medicamentos o para realizar las visitas al médico.
  • En el caso de que el anciano tuviera algún grado de dependencia, se deberá aportar la resolución de reconocimiento de la Ley de Dependencia.
proceso de ingreso en una residencia de ancianos

Bienvenidos a un hogar cálido

La llegada a una residencia de ancianos marca el inicio de una nueva etapa en la vida del residente.
Desde el principio se pretende establecer un entorno acogedor donde la bienvenida sea afectuosa y contribuya a disminuir posibles ansiedades y promueva una sensación inmediata de pertenencia.
En este sentido, el nuevo hogar debe ser confortable, seguro y cálido.
Asimismo, la persona mayor debe estar respaldada por un equipo de profesionales que le brinde toda la atención asistencial y la compañía que necesita.
En resumen, una acogida cariñosa es fundamental para el bienestar de la persona mayor, que debe sentirse como en casa
La atención individualizada es el corazón del proceso de acogida, donde interviene un equipo de profesionales, que trabaja de forma conjunta. 
Enfermeros, médicos y auxiliares de enfermería juegan un papel crucial en la salud y en el bienestar de los residentes.
Cada uno de estos profesionales personaliza al máximo sus cuidados, teniendo en cuenta las necesidades particulares de cada persona.
Además, psicólogos y trabajadores sociales se ocupan de las necesidades emocionales y sociales, garantizando un ambiente en el que cada individuo se sienta comprendido.
La presencia de fisioterapeutas y de terapeutas ocupacionales contribuye a mantener la movilidad y la autonomía de los mayores, promoviendo así una calidad de vida plena.
Durante el primer mes de la estancia, los profesionales del centro estarán en contacto con los familiares para informarles sobre la evolución del residente, sobre su adaptación y también para valorar cómo avanza en las diferentes áreas. 

Los principales objetivos de este protocolo de ingreso son: 

  • Ayudar a que la persona mayor se adapte al centro, a los nuevos espacios, etc., proporcionando un ambiente que refleje la calidez de un hogar. 
  • Facilitar la integración social, reconociendo la importancia de las relaciones interpersonales en el bienestar emocional de los residentes.
  • Informar sobre el funcionamiento y características de la residencia.
  • Integrar a la familia en el centro, como si fuera un integrante más.
  • Minimizar los posibles efectos hostiles del nuevo domicilio y del nuevo entorno relacional.

En conjunto, estos objetivos conforman un proceso de ingreso diseñado para promover la satisfacción, la conexión social y la calidad de vida de quienes eligen hacer de una residencia su nuevo hogar.

Residencia privada Moll de la Fusta en Santa Coloma de Gramenet

Nuestra residencia de mayores es el resultado del trabajo de un equipo de profesionales comprometidos con sus residentes

Nuestra Residencia Moll de la Fusta está ubicada en Santa Coloma de Gramenet, concretamente en la Av. Anselm Clavé de Riu.
Es una de las residencias de Santa Coloma de Gramenet privadas más conocidas.
Es un centro geriátrico céntrico y accesible con transporte público, ya sea en coche, en autobús o en metro: ver información.
Es una de las residencias privadas que encontrarás actualmente en Santa Coloma de Gramenet.
El centro dispone de todas las comodidades para que los mayores consigan disfrutar de un entorno agradable y de la calma y el reposo que necesitan. 
Además, disponemos de unas instalaciones de calidad, adaptadas a las necesidades de movilidad de los residentes.
De esta forma conseguimos que nuestros mayores se sientan seguros y autónomos en todo momento.

residencias de ancianos barcelona

¿Cómo escoger una residencia de ancianos?

Una decisión importante para el bienestar de nuestros mayores

En muchas familias una de las principales preocupaciones surge cuando en casa una persona mayor, ya sea un padre o una madre, presenta signos claros de dependencia y de necesidad de ayuda externa.
Esta mayor necesidad de supervisión hace que la situación familiar se vuelva más complicada y que los familiares no puedan brindar a sus mayores la asistencia que necesitan. 
Aunque en estos casos las familias se preguntan sobre la necesidad de recurrir a una residencia geriátrica para atender a sus familiares, la realidad es que en estas circunstancias buscar una residencia de ancianos puede ser la mejor opción para ese ser querido.
Cabe destacar que en la actualidad en Barcelona las residencias para gente mayor son muy numerosas. Y no todas ofrecen servicios acordes a lo que buscas.
En resumen, se ha vuelto difícil escoger un buen centro geriátrico, entre las residencias de ancianos en Barcelona que nos ofrece esta ciudad.

¿Cómo escoger la mejor residencia de ancianos en Barcelona?

Antes de decidirte por un centro geriátrico, es importante que valores ciertos aspectos clave.  
De todas formas, cada caso es diferente y según tus necesidades y prioridades le darás más valor a un aspecto u a otro. 
A continuación te detallamos cuatro puntos relevantes que debes tener en cuenta a la hora de decidirte, además de unos consejos útiles para no cometer ningún error. 

Buena localización y accesibilidad

Es muy importante que las residencias de ancianos en Barcelona que te gusten estén relativamente cerca de tu domicilio para que las visitas se puedan realizar de forma regular. 
En el caso de que el centro se encuentre en la misma ciudad, te recomendamos que esté bien ubicado y con un buen acceso en transporte privado o público.
Y si optas por un centro de mayores en una zona rural, no te olvides de revisar que el acceso por carreteras sea bueno.
Y por último, es aconsejable que el centro se encuentre cerca de comercios, hospitales o centros de salud, así como de zonas verdes, para que el mayor pueda pasear y disfrutar de un entorno agradable. 

Instalaciones adaptadas a cada necesidad

Las instalaciones deben estar acondicionadas a las necesidades de movilidad, de tal forma que el entorno sea cómodo, seguro y que fomente la autonomía de los mayores. Por este motivo hay que revisar que no falten rampas, escalones, ascensores y pasillos con barandillas y bien iluminados. 
Además, el centro geriátrico debe contar con zonas tranquilas y confortables, como un salón grande y una cafetería, pensados para el descanso de los ancianos y para las visitas de los familiares. 
Te aconsejamos que mires si la residencia ofrece algún tipo de zona exterior, ya sea balcones, una terraza, algún patio o un jardín, que ayude a potenciar la felicidad de los residentes. 
Y por último, es esencial que visites y examines la habitación donde va a vivir tu familiar. Debe estar en perfectas condiciones de limpieza e higiene y con todas las comodidades. Debe incluir una cama confortable (y si es necesario articulada), calefacción, agua caliente y un baño adaptado. Sólo de esta forma conseguirás que tu familiar se sienta como en casa. 

Servicios, una tranquilidad para los residentes

En primer lugar pregunta con qué servicios cuenta el centro. 
Estos son los principales servicios que te debe ofrecer: 

  • Servicios médicos: Atención médica, enfermería, fisioterapia, psicología, terapeuta ocupacional y asistencia sanitaria. 
  • Servicios sociales: Trabajo social, atención familiar, promoción de la autonomía personal y soporte social. 
  • Talleres y actividades: Taller de manualidades, de memoria, musicoterapia, educador social, cuidado de plantas,…
  • Podología 
  • Peluquería
  • Acompañamiento al exterior del residente

Es importante que preguntes si estos servicios están incluidos en la cuota mensual o si, por lo contrario, son de pago.
Y por último, te recomendamos que entiendas bien si se incluye asistencia 24 horas o si únicamente ofrecen servicios durante el día. Y, en el caso de que surja una emergencia, cuál sería el hospital más cercano. 

Equipo profesional y multidisciplinar

Los servicios deben estar respaldados por un equipo de profesionales cualificados para que los residentes gocen en todo momento del bienestar y de la salud que se merecen.
Todo buen equipo debe estar compuesto por al menos un profesional de cada una de las siguientes especialidades: 

  • Doctor/a
  • Enfermero/a
  • Trabajador/a social
  • Psicólogo/a
  • Educador/a social
  • Terapeuta ocupacional
  • Fisioterapeuta
  • Auxiliar de geriatría
  • Personal de cocina
  • Personal de limpieza y lavandería 

Cada miembro se encarga de ofrecer cuidados especializados en su área específica. Pero siempre realizando su trabajo dentro de un equipo multidisciplinar, en constante dependencia y colaboración. De esta forma se consigue una notable mejora en la calidad de vida de los residentes. 

Residencia Moll de la Fusta en Barcelona​

Nuestra residencia de ancianos en Barcelona apuesta por la calidad de sus profesionales y servicios

Nuestra Residencia Moll de la Fusta está ubicada en Barcelona, concretamente en la C/ Varsovia, a la que se llega de forma cómoda en coche, en metro o en autobús: ver información.
Se trata de una residencia de ancianos en Barcelona que fue creada hace más de 25 años.
En todo este tiempo, y gracias a nuestra atención personalizada, al trabajo de nuestros profesionales y a los residentes y familiares que nos han brindado toda su confianza, podemos afirmar que la Residencia Moll de la Fusta de Barcelona es una de las residencias de ancianos en Barcelona con mayor calidad.
Sin hacer referencia a nuestro entorno agradable, que permite que las personas mayores se sientan cómodas y acompañadas en todo su proceso de envejecimiento.

 

residencia ancianos barcelona moll de la fusta